Lamentable final con graves incidentes

Lamentable final con graves incidentes

Parque Sur quedó este domingo eliminado del Torneo Federal C de fútbol, tras perder en su cancha ante Unión FC de Totoras, Santa Fe, por 2 a 1. Ya había caído en la semifinal de ida por 3 a 0, como visitante. El encuentro fue dirigido por Walter Báez de Concordia. El equipo terminó con 9 jugadores por las expulsiones en el segundo tiempo de Tomás Guardia a los 10′ y Lisandro Pinilla a los 18′.

Con el 0-3 para remontar, los Sureños ya la tenían difícil en esta revancha. Y cuando Luciano Cardinali -el mejor de la cancha- cabeceó al gol a los 18′ de juego, todo parecía sellado para los santafesinos.

El hermoso gol de Javier Lucero a los 28′ que puso el 1-1 le dio vida al local. Pero enseguida aparecieron las primeras expulsiones. El entrenador Marcelo Reynoso y el ayudante Gastón Sandoval se fueron expulsados en el local. Así terminaría el primer tiempo.

En varios momentos de la tarde se produjeron incidentes. El colectivo que trasladaba a los jugadores y la custodia policial recibieron piedrazos y no pudieron llegar temprano al estadio. Al término del primer tiempo, desde la hinchada local, empezó una lluvia de piedras sobre los jugadores visitantes en el campo de juego. Esto hizo que no pudieran retirarse a vestuarios por varios minutos, hasta que lo hicieron bajo los escudos de la policía.

A los 7′ del complemento Franco Rivas -que ingresó descompuesto a vestuarios por la situación vivida- puso en ventaja a Unión, con lo que terminó la historia. Llegó la expulsión de Guardia, por doble amarilla. Y volvieron a aparecer las piedras de parte de los hinchas locales sobre los jugadores de Unión. Báez debió parar el juego varias veces este domingo, por esos proyectiles sobre el campo de juego.

El partido hasta el final estuvo de más futbolísticamente hablando. Los jugadores visitantes recibieron piedrazos varias veces. La última vez que se paró el partido fue a los 41′. Báez esperó hasta los 45′ para que se termine la historia y no suspenderlo. Hacía mucho que no había garantías para un desarrollo normal. La seguridad de los futbolistas visitantes nunca estuvo garantizada. Recibieron proyectiles en varias ocasiones y debieron retirarse mucho después del final del juego del estadio y en móviles policiales.

El final del domingo fue tan triste como vergonzoso tras el encuentro que ganó Unión y pasó a un segundo plano. Piedras, gomeras, balas de goma, fuego, miedo, gritos, corridas, niños llorando, una batalla campal por las calles del Puerto Viejo entre la Policía y parte de esos “hinchas” que se identifican con los colores de este club.

Parque Sur no merecía este cierre. Por lo que laburó para jugar este torneo, para ser local en su cancha y por el campeonato que hizo.

Copyright © 2017 Club Parque Sur

Archivos

Futbol