No pudo ganarlo en un final apretado

No pudo ganarlo en un final apretado

Una noche uruguayense volvió a ofrecer en su menú un clásico en la segunda categoría del país. Lo ganó Rocamora, en forma justa y apretada, por 68 a 65 en el debut de ambos en la Liga Argentina de Básquetbol. Pudo ser de cualquiera en ese cierre. De hecho, ambos equipos tuvieron la posibilidad de llevárselo. Pero fue Rocamora el que dominó el tablero en casi todo el juego. No lo definió ni cuando se puso arriba 9 puntos en el tercer parcial y Parque Sur volvió a dejar en claro que dejarlo de pie es para que te complique la existencia.

Los Sureños tuvieron sus chances de festejar en un estadio Paccagnella que volvió a ofrecer un colorido, un clima y un marco estupendo. El partido, ese donde Rocamora casi siempre estuvo arriba, fue muy parejo. Y es el principal mérito de Parque Sur anoche. Porque sin Alderete y Giménez, dos pivot, dejó en claro que así es muy difícil jugar pero que tiene un corazón enorme que maquilló muy bien la falta de altura.

Clasico 3

El extranjero DeMondre Harvey confirmó la muy buena imagen de los amistosos. Y en una noche caliente, de debut, de clásico, a sala llena y en la profunda desventaja de tener que pelearla casi toda la noche bajo los dos canastos, sin cargarse de faltas, terminó siendo el goleador del partido con 18 puntos. Muy buena presentación de Harvey, con la tranquilidad e inteligencia que la situación exigía.

La experiencia de jugadores que son de la casa y que llevan la camiseta pegada en la piel ayudaron a esa buena noche de Harvey y le permitieron a Parque Sur llegar con chances de ganar el clásico al cierre del domingo. Citemos tres casos: la estupenda conducción de Agustín Richard -12 tantos-; el buen partido de Elnes Bolling -16 puntos- más allá de las dos bolas decisivas en el final que no pudieron terminar en gol y el alma, además del enorme básquetbol de Gastón Sieiro -12 puntos. No alcanzó para ganar por esas pelotas que entran o no. Pero el equipo pudo ganar un clásico con la desventaja de sus jugadores lesionados y el primer partido de Gori Martínez tras las semanas que estuvo fuera por un desgarro.

En un partido emocionante desde el tablero pero carente de buen juego en un largo rato, donde las imprecisiones estuvieron también servidas en la mesa principal, Rocamora mostró un equipo y una cara muy diferente a la del torneo anterior. Por momentos jugó bien y en otros erró demasiado y no lo definió. Destacó a Gago -12 puntos-, Araujo -goleador con 16- y sus dos extranjeros tuvieron sus momentos de gloria: Cook primero, Shaw después.

Clasico 2

El primer cuarto lo ganó Rocamora 22-17, con 8 puntos de Cook, el mejor del arranque. Parque Sur destacó a Sieiro, con 6.

Erraron mucho en los segundos diez minutos. El local arriba 36-32 al descanso largo. Sieiro, Richard y Bolling ya eran un tridente destacado del clásico.

El tercer cuarto, donde Rocamora finalizó arriba por 52-48, encontró al mejor Harvey -sumaba 14 tantos- y el mejor Bolling. El local repartía su goleo.

Faltando 6 minutos y medio del último cuarto, Rocamora ganaba 59-50. Parque Sur facturó el cansancio de Harvey y Sieiro en la pintura, en una noche laboriosa. Aparecieron las imprecisiones y le costó llegar al gol.

Los ya nombrados, sumados a un buen pasaje de Gori Martínez, hicieron que Parque Sur se ponga a un punto (66-65) restando un minuto. Rocamora nunca lo definió y por eso sufrió. Parque Sur estuvo muy cerca de ganarlo pero no encontró esos tiros del final.

La gente regaló otra fiesta. Los locales festejaron el triunfo que no es poco para arrancar y por la dimensión de su rival. Los visitantes masticaron la bronca de ese cierre que no salió. Pero con jugadores importantes sentados afuera, la batalló hasta la última pelota del domingo.

Fotos: Gentileza Carlos Lozano.

Copyright © 2020 Club Parque Sur

Archivos

Futbol

La 2005 gritó campeón

La 2005 gritó campeón

El fútbol infantil y juvenil del club continúa preparándose para lo que será la temporada oficial 2019. Durante las últimas…