Para Cebolla, con cariño y abrazos

Para Cebolla, con cariño y abrazos

Thiago Lezcano tiene 8 años, vive en nuestra ciudad y si bien no salió de ningún cuento de María Elena Walsh, juega en ellos a la pelota y a veces da clases, con la misma magia de mono liso, el delfín que tocaba el violín y la vaca que un día quiso ir a la escuela. Sus amigos le dicen Cebolla. Y así, Cebolla, firmó la carta que le escribió al club en el que juega al fútbol, en las últimas horas.

“Quería contarte que como estamos en cuarentena y no podemos salir yo estoy entrenando en mi casa. Todos los días pateó contra la pared sin dejar dormir a mis papás”, le dice Cebolla a Parque Sur.

Cebolla, que le gusta jugar de 5 y es dirigido por su papá en la categoría 2012, le confesó al club en su carta que “a veces me escapo un ratito a jugar con mis amigos de la cuadra, sé que no se puede pero los extraño”.

Cebolla vive en el barrio Mataderos y cursa tercer grado en la Escuela 4. En la misma carta, de puño y letra, le contó al club que extraña estar “con mis compañeros entrenando, esperando el partido del sábado para abrazarnos y gritar ‘Vamos Parque’…”.

Cebolla también sabe que no podrá ir al club ni a la escuela por un tiempo más para cuidarse y cuidarnos entre todos, aunque extrañe a sus amigos, los entrenamientos, los partidos del sábado, los abrazos y esos gritos que acarician el alma.

Cebolla escribió en el final: “Tener la ilusión de volver a dar la vuelta gritando ‘dale campeón’…”. Y se despidió de Parque Sur soñando: “Espero verte pronto con mis amigos del club. Con cariño, Cebolla”.

Los gurises entienden todo. Una pelota, los amigos, el club y jugar partidos. Y no pierden de vista, nunca, eso de los abrazos. Lo genera la pelota. Lo muestran los clubes. Ojalá esta pausa obligatoria nos sirva a los adultos para escucharlos. Y entender que lo único que ellos quieren es eso. El camino es el que Cebolla escribió.

(Querido Cebolla: Como verás, recibí tu carta. Me puse muy contento al leerte y mucho más contento por saber que estás bien y entrenando. Quiere pedirte, a vos y a tus amigos, que sigas igual un tiempo más. Y te voy a prometer algo: Esos pases contra la pared de tu casa se los vas a dar a tus compañeros en un tiempo. Para eso necesito que te cuides y que te quedes en tu casa. En un tiempo más, porque esto va a pasar, volveremos a esperar juntos los partidos de todos los sábados que tengamos por delante. Y nos vamos a abrazar. Más fuerte que antes. Y vamos a gritar. Más fuerte que nunca. Cuidáte mucho, así nos vemos pronto, como vos me dijiste. Con cariño Cebolla, te abrazo fuerte, Club Parque Sur).

Marcelo Sgalia (prensa del club).

Copyright © 2020 Club Parque Sur

Archivos

Futbol

La 2005 gritó campeón

La 2005 gritó campeón

El fútbol infantil y juvenil del club continúa preparándose para lo que será la temporada oficial 2019. Durante las últimas…