Fue el dueño de todos los regalos

Fue el dueño de todos los regalos

No había mejor manera de cerrar el año. Con una fiesta, Parque Sur le ganó anoche en su estadio el clásico a Rocamora por 84 a 63. Volvió a hacer fuerte su localía -7 de 8 esta temporada-; estiró su historial como local en éstos juegos -11 de 11-; quedó como único puntero de la Conferencia Sur de la Liga Argentina y tuvo sobrados regalos en las vísperas de Navidad.

Parque Sur acumuló méritos de principio a fin. Fue construyendo una sólida actuación como un gurí armaría su lista de regalos para Papá Noel. Y la noche en la República le fue envolviendo cada uno de los regalos que pidió. Otra victoria en casa, un nuevo triunfo ante su clásico rival para dominar el historial, la punta del grupo, la diferencia en el tablero y la comodidad del resultado para despedir el año con su gente.

Parque Sur mereció todos los regalos que abrió cuando llegó la medianoche por hacer casi todo bien. Desde altos rendimientos individuales que hicieron jugar al equipo en un muy buen nivel durante buena parte del partido.

Los Sureños fueron dominadores del juego desde que empezó hasta que terminó, con una diferencia que en algún momento rozó los 30 puntos. En una noche donde salió y entró casi todo. Sebastián Alvarez fue uno de los que mejor se portó y para él se envolvieron 24 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias, con altísimos porcentajes en todos sus tiros. Alvarez la rompió anoche y fue el goleador y la figura del partido, jugando en un altísimo nivel. Si Papá Noel existe, anoche estuvo disfrazado del número 7 sureño.

Junto al enorme partido del escolta, Patrick Smith fue el que manejó la bolsa de los regalos. El extranjero completó una tremenda semana. Figura ante Quilmes el martes volvió a regalar una actuación para los aplausos. Marcó 14 puntos y tomó 12 rebotes. Sí, los rebotes los envolvió a casi todos con el mejor papel. A León Hampton tampoco le quedó chico el traje navideño: pese a las molestias en su hombro fue otro de los que estuvo arriba del trineo: 13 puntos y 6 rebotes. Y le colgó la última estrella al árbol en su parte más alta, enterrando la naranja un par de veces.

Mientras la tía abuela ponía los regalos a la vuelta del arbolito y los viejos sacaban a los gurises al patio, Juan Pablo Lugrín sumó en silencio 13 puntos y 5 rebotes, para volver a cumplir. El pibe Laureano Legaria, figura del juego dos noches antes, cumplió otra vez: 8 puntos y 6 asistencias; con dos bombazos que levantaron a todos. Otro que se portó bien.

Como se ve, Parque Sur tuvo muy buenos aportes para regalar una noche de festejos familieros. Cambió la cara del martes claramente, donde ganó pero había merecido solo un paquetito para abrir.

Los parciales: dominó los primeros tres a voluntad (21-11; 25-19 y 17-12) y manejó la distancia en el último (21-21). El 46 a 30 del primer tiempo estiró la grieta en el tercero y en algún momento del último chico, la distancia fue de 29 puntos.

Hablamos poco del rival hasta aquí. Fue muy pobre lo de Rocamora esta noche. Parque Sur lo defendió muy bien al clásico y lo lastimó de diversos lugares y distintas maneras. A Rocamora no le salió casi nada, jugando como si no creyera en Nochebuena. Cascoteó el árbol toda la noche y con las excepciones de Kily Romero y un buen pasaje de Bergel, mereció pocos regalos a la medianoche. Sus luces no anduvieron -basta relojear sus escasos porcentajes- y terminó entre las promesas de lo que no le pudieron regalar.

En su Nochemala, Rocamora tuvo en Kily Romero a una grata excepción para el clásico y para los suyos. Sumó 19 puntos y 6 rebotes. Jugando en vísperas de Navidad, el pivot fue el que intentó juntar a su familia alrededor de la misma mesa, pero salvo Bergel (9 puntos) y el último parcial de Jelks (16), el resto discutió más de lo que pudo unir.

Son clásicos, siempre distintos y apasionantes. Con otra fiesta en las tribunas y eso es lo elogiable en cada noche. Con diverso sabor que el anterior. Esta vez fue Parque Sur el que se quedó con los regalos y los moños de los paquetes. Le salió la Navidad que había soñado.

Marcelo Sgalia, encargado de prensa del club Parque Sur. Fotos: Luciano Maneyro.

Copyright © 2020 Club Parque Sur

Archivos

Futbol

La 2005 gritó campeón

La 2005 gritó campeón

El fútbol infantil y juvenil del club continúa preparándose para lo que será la temporada oficial 2019. Durante las últimas…