Pescadores, mucho más que un club

Pescadores, mucho más que un club

Estamos hechos de historias sobre el río. Pescadores y Parque bien lo saben, entonces acordaron hace algo más de 44 años festejar juntos sus cumpleaños por el barrio. Nacieron con cuatro días de diferencia en setiembre. Si uno le dio su vida al otro treinta años después. Y aún hoy, con siete décadas en el lomo, Pescadores y Parque juegan a sus orillas como un padre y un hijo orgullosamente uruguayenses.

Pescadores 2

Parque Sur, disfrutando de sus primeros días con 44 años, nació de la fusión de dos clubes: Pescadores Uruguay y el club Atlético División Río Uruguay el 8 de setiembre de 1973. Uno de esos dos clubes que dieron origen a su nacimiento, el club de Pescadores Uruguay, fue fundado el 12 de setiembre de 1943, es decir que hoy estaría en sus 74 años.

“La nostalgia de los rincones queridos es como un barco que en el filo de la tarde va en busca de su nido, arena y río. La nostalgia nos convoca, pero la alegría y el afecto nos unen en el abrazo”, afirman quienes desde hace un par de años se encontraron en las redes sociales para mantenerlo vivo.

Pescadores 6

La familia en el club viene de tres décadas antes del nacimiento de Parque. Como reza la placa que lo recuerda -la que fuera robada en su momento-, en el monolito inaugurado cerca del Faro y desde el corazón de la Defensa en setiembre de 2015, quienes crecieron en Pescadores lo definen como: “un espacio social que permanecerá por siempre en la memoria de quienes supimos disfrutar su playa, la sombra de sus sauces, los deportes, la camaradería, y ese aire de familia que impregna este nostálgico homenaje a su recuerdo”.

En una ciudad con tanta historia deportiva muchos uruguayenses crecieron y se iniciaron en Pescadores. Los primeros dobles, el lugar donde se aprendió a nadar, los concursos de pesca -las fotos testimonian que también hubo femeninos-, los carnet de nadadores, el muelle del club como si fuera un brazo para entrar al río y sacudir el silencio de las siestas de verano con las corridas de la gurisada. Eran veranos interminables, de los que ya se fueron para siempre. Ahí está Don Paroli, un entrañable personaje acomodando los botes, rompiendo el silencio con sus gritos para que dejen el muelle: “A maniarse al mamanario, burise, il muele e pa´ bote”. Pero Don Paroli ¿no nos deja tirarnos?. “Bueno, pero una sola vez porque usté ya sabe nadar”.

Pescadores 4

Como en toda familia, también hubo lugar para la tragedia. Aquella terrible creciente del ’59 y el agua arrasando todo fue un puñal en el corazón de los que hicieron el club. Pero el río Uruguay no sería el mismo si Pescadores no hubiera existido.

Hubo más de lo otro afortunadamente. Los nombres de los que anduvieron e hicieron tanto son muchos. El de Chirola Quinteros, hoy sentado en el palco de prensa del Gigante en cada partido de TNA anotando cada jugada para comentarla después en su programa de radio, es uno de los que sobresale. Chirola se cansó de enseñarle a tantos -y tantas- a jugar al básquet en Pescadores. Junto al Pájaro Chiozza y el Payo. Por ahí desfilaron El Ganso y el Meco Morales, Toti Quinteros, César Coniberti, Alberto Ratto y tantos más. Sé que es ingrato hacer nombres, porque después de publicadas las historias el recuerdo de la gente irá sumando más. Tantos que harían una lista interminable. En ellos se los abraza a muchos.

La canoa 40, los clásicos con Rocamora en aquella primera cancha de básquet con material donado, el sacrificio de sus dirigentes y su gente llevando las carretillas de arena para rellenarla, los partidos de vóley, los primeros botes de remo acariciando el agua y los primeros besos. Sí, Pescadores también guarda eso en los recuerdos de mucha gente que afirma emocionada que en este club pasó los mejores momentos de su vida. Los bailes en División se encargaron del resto. El día que los clubes no guarden besos en sus recuerdos serán clubes sin corazón.

Y hablando de eso, uno se encuentra con Carlitos Schiavo en su portada al pedir permiso en el grupo del club Pescadores de Concepción del Uruguay en Facebook, administrado por Liz Bouzenard, hija del recordado profesor de Educación Física y otros deportes, también en Pescadores. Carlitos dejó parte de su vida en Pescadores, que también era de él. Ahí jugó y se rió aquel hermoso personaje que le dio belleza al barrio con tan sólo caminar sus calles.

Pescadores 3

Un grupo de trabajadores del Ministerio de Obras Públicas División Río Uruguay fundó Pescadores hace 74 años. El Ñato Juan José Bado, José Delforno y José Cannoniero son sólo un par de nombres entre sus socios fundadores.

Pescadores, aquella cantina del club para el abrazo entre amigos, compartiendo un pucho y una Lusera. Cumpleaños, bautismos. Las bolsitas de tabaco, las hojas para los cigarros, una caña ombú con limón y el río de amigo para tirarle los problemas mientras el agua te devuelve su quietud con un cómplice silencio.

La Defensa Sur se levanta hoy sobre aquellas historias de un club que vive en los recuerdos de su gente. Aquella agua de río que les enseñó a nadar y que los hizo tan felices, décadas después son las lágrimas recordando a los que ya no están. Cada uno de los que se fue se llevó un pedacito de historia y de río. Será para sentirse vivo allá arriba. Porque Pescadores, 74 años después, es la foto del abuelo caminando con sus nietos de la mano por las playitas del club esperando la cerveza del atardecer mojándonos los pies, tan lejos del inútil apuro de hoy.

(Por Marcelo Sgalia, encargado de prensa del club Parque Sur. Las fotos pertenecen al citado grupo de Facebook en esta nota).

Copyright © 2017 Club Parque Sur

Archivos

Futbol