Sufrió, ganó, subió y espera el clásico

Parque Sur le ganó anoche a Quilmes de Mar del Plata por 59 a 57 en el Gigante por la Conferencia Sur de la Liga Argentina. El primer tiempo fue malo, mejoró un poco en el segundo y los últimos minutos fueron emocionantes por lo apretado del resultado. Los Sureños crecieron en la tabla, alcanzaron el segundo lugar y este jueves cerrarán el año con Rocamora en el Puerto Viejo, desde las 21.30 horas.

Lo ganó porque supo cerrarlo. Lo ganó sufriendo porque siempre lo dejó a Quilmes en partido. Debió esperar hasta el final porque volvió a no encontrar su juego en varios momentos de la noche. Parque Sur siempre fue el dueño del tablero hasta increíblemente el minuto y medio para el cierre, donde la visita pasó al frente por primera vez por un simple e inundó de incertidumbre el estadio.

Pero el primer triple de Sebastián Alvarez -de pocos puntos esta vez pero muy buenas asistencias-, tras un enorme rebote de Patrick Smith, comenzó a marcar el camino. Luego De la Fuente falló un tiro incómodo cuando venía con la mano caliente y Agustín Richard supo terminarlo en la línea de suspiros. Es tan cierto que los Sureños fueron justos ganadores del juego como que tuvieron varios momentos en que las ideas se esfuman poniendo en peligro un triunfo en el que durante varios pasajes llegó a tener una diferencia de 10 tantos. Quilmes empujó con la figura de De la Fuente, Pelorosso y Merchant pero llegó siempre hasta ahí. Le faltó quebrar el partido y volvió a perder por un doble en un final apretadísimo.

El juvenil base Laureano Legaria, con 17 puntos, fue el goleador del partido. El pibe volvió a ser uno de los más importantes del equipo. El único que salvó la ropa desde los tiros de tres puntos (metió 3). Parque Sur fue anoche 5 de 31, bajísimo porcentaje en ese lugar. Quilmes metió 7 de 24. Lo que ambos erraron explica el bajo score de un juego que al final del primer tiempo estaba 30-25.

Entre los puntos positivos además de la victoria para llegar bien arriba al clásico, aparecen los dos extranjeros sureños. Patrick Smith sumó 15 puntos y tomó 17 rebotes. Después de varios juegos volvió a tener una actuación como en el arranque de la Liga. Smith fue uno de los mejores jugadores de Parque Sur ante Quilmes. La otra buena fue que León Hampton pudo volver a jugar, con evidentes problemas en su hombro, pero con buenos números como en general tiene: 8 puntos y 10 rebotes en 17 minutos en cancha; en esas condiciones, es destacable.

También hay que valorar a Juan Pablo Lugrín, que en sus buenos momentos sumó 11 puntos, tomó 8 rebotes y fue interesante para el equipo, sobre todo en el segundo tiempo. Muy poquito más dejó Parque Sur y por eso quizás haya ganado en forma apretada y casi agónica. Deberá mejorar el rendimiento de sus otros jugadores pensando en el jueves y en el juego en equipo.

Si hablamos de parciales, el primero fue pobrísimo: 11-10; errando casi todo lo que se tiró. Parque conservó una luz de ventaja con el trabajo de Legaria y Smith en el segundo parcial. Pero el juego siguió parejo.

Se vieron algunos minutos del mejor Parque Sur en un lapso del tercer cuarto (16-11). Y en el último, que ganó Quilmes 21-13, volvieron a aparecer las imprecisiones, el mal juego, los tiros incómodos y los bajos rendimientos que pusieron en duda la victoria.

De la Fuente (16 puntos) fue lo mejor de Quilmes. Junto a Peloroso (15 tantos) y Merchant (9 puntos y 8 rebotes). Con buenas pinceladas de Merlo (9 tantos) y del Colorado Reinick (7). Discutió el triunfo pero lo cerró mal. Corrió siempre de atrás y cada vez que emparejó el tablero no encontró los caminos para dominarlo.

Quilmes se fue masticando la bronca de volver a emparejar un resultado desfavorable en los minutos decisivos y perderlo por dos puntos. Le queda el difícil Central en Gualeguaychú.

Parque Sur festejó el triunfo, dejó dudas, sabe que tiene que mejorar y se prepara para un partido distinto a todos: el clásico en el Sur, otra vez a sala llena.

Marcelo Sgalia, encargado de prensa del club Parque Sur.