Del Progreso acentuó el duro presente sureño

Indiscutida, justa y contundente fue la victoria visitante en el Gigante. Del Progreso, jugando muy bien al básquet, agravó el mal presente de Parque Sur y le ganó 98 a 70 a domicilio, tras un primer tiempo que ya los favorecía 49 a 29; en un partido que el tercer cuarto ya tenía sentencia. Lo mejor de los locales lo aportó el debutante Juanfri Boffelli, que anotó 22 puntos y fue el goleador del partido. El experimentado Gustavo Maranguello -que jugó todas las ediciones que tiene el club en la categoría- fue el máximo anotador del ganador con 16 tantos.

Parque Sur sufrió la ausencia de su goleador Taurus Adams. Los fuertes dolores en la zona lumbar hicieron que el extranjero quede descartado y que esté en dudas para poder ser parte de la inminente gira. Los dos encuentros que Adams no pudo jugar en el torneo, Parque Sur los perdió por más de 20 tantos. El grandote promedia 22 tantos.

Vayamos al juego en el que la paridad duró un cuarto. En esos diez iniciales, Del Progreso lo ganó 28 a 22. Con Ruiz como conductor y los puntos de Roumec y Maranguello. Parque Sur contó con un muy buen parcial de Lucas Gallardo -terminó con 14 tantos, siendo el segundo goleador de su equipo- y los primeros 10 puntos de Boffelli, que llegaría a 22.

Si los de General Roca se fueron al descanso largo arriba 49 a 29 dice varias cosas. Que jugó bien, que tenía casi un 60 por ciento en sus tiros de tres, que corrió perfecto, que mostró interesantes sociedades entre Ruiz, Maranguello y Sanz y que el juvenil Nicolás Peralta -11 puntos- se rió de tener apenas cuatro partidos en el club y la categoría. También hablan de que Parque Sur sentenció su peor momento en la Liga, peleando el último lugar, con 6 derrotas en fila y 4 caídas seguidas como local. Sus 29 puntos en dos cuartos se traducen en todo lo que no entró -terminaría con 5 triples en 33 intentos- y lo que extrañó a su goleador. Los casi 50 puntos que sufrió en un tiempo -tiene un promedio de más de 80 puntos de goles en contra por juego- también es porque defendió muy mal y jamás le encontró la vuelta a su rival.

En el difícil panorama sureño, Del Progreso fue contundente y lo liquidó en el tercero sacando más de 30 puntos de distancia. La visita metía todo lo que Parque erraba. El tablero 32-60 en apenas 3′ del tercer período bajaron las banderas anímicas que quedaban. Boffelli sacó la cara por los suyos en su presentación pero era muy poco ante un rival que ya tenía 5 jugadores en doble dígito: Maranguello, Solís, Roumec, Sanz y Losito. El tercero terminó 48-77.

El último cuarto decoró el resultado ante un estadio en silencio. Del Progreso pensó en sus juveniles y en su gira de cuatro partidos (anoche fue el tercero) en pocos días. Se llevó un triunfazo, jugando muy bien. Parque Sur, con Lofrano tomando la iniciativa, mostró el camino de seguir jugando. Pero estaba cerrado.

No se puede ocultar este pobre presente y otra abultada derrota en el tablero y en el juego. La gira por Junín, Pergamino y Chivilcoy será dura. Parque Sur debe recuperar su mejor cara, porque también es cierto que en aquellas tres victorias de local jugó muy bien. Y con tiempo -está a solo cuatro partidos del mes de descanso- recuperar sus lesionados y terminar de encajar a sus caras nuevas. Anoche tuvo en cancha a tres jugadores que no tienen más de dos partidos en esta Liga. Con Taurus en cancha, su carta de gol y con lo que Boffelli ya demostró anoche que le aportará al equipo sin dudas puede ser otra cosa, sumado a los mejores momentos individuales del resto. Esa es la apuesta y el camino a tomar, para quebrar este presente chato, de caídas en fila y derrotas abultadas como la de anoche.

Por Marcelo Sgalia.